Perdonar no es fácil

Atraído por la sabiduría de Oriente, un exsoldado israelí llega a Mumbai para visitar a un renombrado maestro hindú. Nada más recibirle, el maestro —un anciano semidesnudo y envuelto en rastas— le pide que tome asiento en el suelo en frente de él, mientras echa humo de pipa por la nariz como un dragón. «¿Qué peso cae sobre su consciencia?», pregunta al soldado. El israelí explica la situación de su pueblo. Durante los últimos milenios el pueblo judío se ha caracterizado por su pacifismo, pero millones de judíos murieron a manos de los nazis y ahora es su propia nación la que somete a otra a las más crueles atrocidades. Pide al maestro un consejo, unas palabras sabias con las que volver para predicar la paz en su tierra. El indio le mira con sus ojos sin fondo, recipientes de una sabiduría milenaria que ninguna biblioteca pudiera contener entre sus muros, y le responde:

—El mundo que nos rodea se convierte en parte de nosotros. Los nazis todavía habitan en vuestro interior y sólo os puede liberar un ejercicio de exorcismo. Buscad al nazi en vuestro interior y perdonad sus crímenes. Sólo así hallarán la paz y con ellos ustedes.

El soldado se queda sin saber qué decir, luego saca una pistola y coloca su cañón en la sien del gurú. El maestro tiembla de miedo y el soldado revive un poder que pensó que había dejado atrás junto con Palestina.

—¿Y tú, me perdonas? —pregunta el soldado con desprecio.

El maestro llora y, al comenzar a pronunciar las palabras «te perd…», el soldado aprieta el gatillo. El cargador de la pistola estaba vacío. El judío se guarda la pistola y vuelve a preguntar con el mismo desdén:

—¿Y ahora, me perdonas ahora?

—Te perdono, muchacho… —susurra el maestro todavía pálido de terror.

El soldado abandona la habitación asustado de sí mismo, de lo que acaba de hacer, y le da gracias a Dios porque se le olvidó cargar la pistola.

Agradezo cualquier opinión o comentario sobre el microcuento. Si quieres apoyar mi aventura literaria, suscríbete o sígueme en Facebook y Twitter.

Comparte...Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+2Email this to someoneShare on Reddit0Digg thisShare on LinkedIn0Share on TumblrShare on StumbleUpon0

Related Articles